Blog

Para almas errantes….

Ce jour-là à Paris

Je me souviens comment, par la fente de la fenêtre, j’entrevoyais les rues de Paris. Ils se rendirent tous à cette tour majestueuse qui s’élevait et dirigeait la ville. Alors, en pensant à lui, alors que la nuit m’enveloppait, j’ai décidé de lui donner un morceau de moi. Et ça valait le coup, ça aSigue leyendo «Ce jour-là à Paris»

El día que me hice mayor

Cuando tenía 6 años, me pedí para reyes a la «Señorita Pepis». Era la típica cara de muñeca a la que se podía maquillar y peinar con muchísimos utensilios que venían como complemento: gomas de pelo,peines, horquillas, y lo mejor, las pinturas de la cara de millones de colores y formas,así como lo mas de loSigue leyendo «El día que me hice mayor»

Gracias

Llevo muchos muchos días pensando que escribir aquí. Escribo, borro y vuelvo a escribir. Empecé con la idea de dar las gracias a todos los que me han ayudado este año tan complicado pero poco a poco, este escrito, ha ido cambiando de forma y de tono. Como suelo ser en la vida, empecé siendoSigue leyendo «Gracias»

Podría

Podría despertarme a su lado el resto de mis días. Podría pasarme la noche en vela solo mirándole mientras duerme. Podría escucharle ensimismada durante horas, sin pestañear, solo saboreando cada una de sus palabras. Podría vivir sin mirar el reloj, sin horas, sin más que el simple placer de ver pasar la vida con él.Sigue leyendo «Podría»

Para Cris: oda a la valentía

Hace seis años murió mi mejor amiga: joven, alegre, bondadosa, única y con toda una vida por delante. Tenía 40 años y murió intentando cumplir su gran sueño, ser madre. Si, Cris, quería ser madre, por encima de todo, a cualquier precio. Persiguió su sueño, hasta el infinito y mas allá. Años de dolor, deSigue leyendo «Para Cris: oda a la valentía»

Paréntesis

Queridos todos: he decidido que en las próximas semanas solo voy a leeros. La verdad es que este espacio me aporta grandes momentos y como me decía uno de vosotros, «cuanto mas se complica la vida, cuanto mas gris es el día, mejor escribo». Y sí, es verdad, porque esos escritos son los que salenSigue leyendo «Paréntesis»

Mientras dormías

Y mientras dormías, conseguí entenderlo. Yo era esa chica solitaria, en esa estación abandonada observando embobada como se acercaba el tren, esperando, sin ninguna esperanza, que parase. Pero no, el tren se iba acercando y no aminoraba y no, no parecía que fuera a parar porque justo en esa estación, en realidad, no tocaba. YSigue leyendo «Mientras dormías»

¿Cómo llamarlo..?

Recuerdo perfectamente el escalofrío helado que recorrió mi cuerpo cuando mi médico puso ese semblante serio, que he tenido oportunidad de ver varias veces, y pronunció esa palabra maldita. Esa palabra que todavía hoy me cuesta asumir. ¿ Cómo llamarlo…? Mucho se escribe sobre como nos sentimos aquell@s a l@s que nos toca. ¿Y cómoSigue leyendo «¿Cómo llamarlo..?»

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.


Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: